Toyota Land Cruiser Prado, 2011

Como empezó todo...

Recientemente, mi alumno Samuel se comunicó para hacerme una consulta de un problema que había surgido en su taller. Él había recibido un Toyota Land Cruiser Prado año 2011, con la finalidad darle mantenimiento, realizó lo habitual, como el cambio de los filtros, bujías y limpieza de inyectores.

Luego que terminó tal servicio, el Land Cruiser encendía solo por 2 segundos y después se apagaba. Me dijo que su escáner capturó 4 códigos de falla: P0351; P0352; P0353 y P0354. Su preocupación era evidente, midió la presión del combustible, hizo alimentación directa a los inyectores, revisó los fusibles. Todo estaba dentro de lo previsto, sin embargo, el desperfecto continuaba. Además, había determinado que la señal del pulso a los inyectores desaparecía, mientras la chispa se mantenía. Pensó en el inmovilizador, pero en el Prado se descartó tal posibilidad.

El Toyota había llegado funcionando bien a su taller, pidió autorización a su cliente para remolcar el Toyota a nuestro taller.

La conexión del Escáner

Efectivamente, nuestro escáner, el G-Scan3, registró los códigos de diagnóstico de falla (DTC) acusando desperfectos en el circuito primario/secundario de las 4 bobinas de encendido COP.

El motor encendía y casi de inmediato se apagaba. Los pulsos a los inyectores se desaparecían después de 2 segundos. Las pruebas de inspección que estábamos realizando, Samuel ya las había realizado, es decir esta falla también me estaba desconcertado.

La conexión del Osciloscopio

Procedimos a la conexión del osciloscopio para poder observar la onda de la señal retroinformante en cada bobina. Empecé con la bobina del cilindro 1, mantuve girando el arrancador a pesar que saltaba chispa, sin embargo el escáner decía que esta bobina estaba inoperativa y a la vez el osciloscopio mostraba un trazo de la señal retroinformante a tierra. Y así continuamos revisando a cada una de las restantes bobinas. Igual desperfecto mostró la bobina del cilindro 3.....

La lectura del escáner y la captura del osciloscopio nos advertían de algo que no encajaba, ¿por qué 2 bobinas no enviaban retroinformación mientras las otras 2 bobinas sí la enviaban? algo había ocasionado todo este drama, faltaba algo para atar los cabos a mi investigación y darle consistencia a nuestro diagnóstico

La Pista!

En un determinado momento Samuel mencionó algo que me llamó la atención, “mientras los inyectores estaban en el ultrasonido, aproveché para observar la chispa en mi probador de bobinas”.

¡Claro!, fue lo que pensé. “El probador” había dañado al circuito de retroinformación en las bobinas COP de 4-terminales Denso. Todo tenía sentido, ¡la raíz del problema no estaba en el vehículo!

Samuel debía reponer 4 nuevas bobinas, más en medio de su angustia mencionó que había curioseado solamente a 2 bobinas y con nuestra evaluación a las bobinas sin desmontarlas del motor donde las bobinas COP en los cilindros 1 y 3 a pesar que disparaban chispa, no retroinformaban. Por consiguiente, estas 2 bobinas no servían. Al menos, Samuel se ahorró la compra de las otras 2 bobinas.

La explicación a este caso

Mi alumno Samuel pidió una explicación, ¿por qué desaparecía el pulso de la inyección? si en su probador y en el motor, las 4 bobinas disparaban chispa. Definitivamente se trata de un plan de protección que adoptó el módulo ECM, ante la falta de la señal retro informante (IGf) desde las bobinas, el ECM estaba convencido que no había chispa, desactivando a los inyectores y así protegía tanto a los cilindros como al catalizador.
Una vez reemplazadas las bobinas dañadas, el osciloscopio muestra la señal de aviso de operatividad (retroinformante) desde las 4 bobinas COP y el módulo ECM cuenta con la garantía que hay chispa y por consiguiente autoriza el comando normal del pulso de inyección en los 4 cilindros.

Inmediatamente, él compró 2 bobinas de fabricación original y finalmente el Toyota de su cliente volvió a funcionar apropiadamente.

La Moraleja

El mejor banco de pruebas de las bobinas de encendido, inyectores, bombas de combustible y diversos sensores siempre será el propio vehículo. Recomendamos mayor práctica en la interpretación de los instrumentos como el foco piloto, multímetro, escáner, osciloscopio y lectura de diagramas. Los “simuladores/probadores” que se comercializan, no alcanzan los diferentes requisitos y condiciones de trabajo. No es suficiente que salte la chispa desde la bobina, cada tipo de bobina trabaja con diferente pulso de activación, consume diferente amperaje de acuerdo a la dosificación del combustible inyectado y en condiciones reales como la compresión en los cilindros.

¿Necesitas
MANTENIMIENTO?

Ponte en contacto con nosotros para cualquier consulta al número:

995 950 740

Puedes llamarnos o enviar un WhatsApp. Puedes contarnos si tu vehículo presenta algún problema y te diremos qué solución podemos darte.
Puedes coordinar tu visita al taller en el siguiente enlace:

diagnosticoVantageUltra